INGREDIENTES:

  • 200 g de langostinos crudos sin pelar
  • 70 g de aceite de oliva virgen extra
  • 500 g de agua
  • 130 g de cebolla en cuartos
  • 2 dientes de ajo
  • 75 – 80 g de zanahoria en trozos
  • 400 g de garbanzos cocidos (en conserva) (aclarados y escurridos)
  • 2 cucharaditas rasas de sal
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 hoja de laurel seca
  • 1 pellizco de comino en grano (opcional)
  • 150 g de bacalao en salazón remojado y desalado (migas)
  • 120 g de hojas de espinaca frescas

PREPARACIÓN:

  1. Pelar los langostinos y reservar los cuerpos. Poner en el vaso las cáscaras y cabezas y 20 g de aceite.
  2. Sofreír 2 min/120°C/vel 1. Incorporar el agua y programar 4 min/100°C/vel 1. Colar el fumet a través de un colador de malla fina y reservar. Lavar el vaso.
  3. Poner en el vaso la cebolla, el ajo, la zanahoria y 50 g de aceite. Trocear 2 seg/vel 5 y sofreír 8 min/120°C/vel 1.
  4. Incorporar 60 g de garbanzos y 50 g del fumet de langostinos y triturar 15 seg/vel 6.
  5. Añadir el resto de garbanzos y el fumet restante, la sal, el pimentón, el laurel y el comino. Programar 25 min/100°C/giro inverso/vel cuchara.
  6. Agregar el bacalao, los cuerpos de los langostinos y las espinacas. Programar 5 min/100°C/giro inverso/vel cuchara.
  7. Verter el potaje en una fuente honda, dejar reposar unos minutos y servir.

NOTA: en Semana Santa, tenemos que seguir con la tradición de los potajes de Cuaresma, pero en nuestra generación, la ayuda con robots de cocina como Thermomix, nos ayuda a tener más tiempo para disfrutar de la familia, pero con los sabores de siempre.

A %d blogueros les gusta esto: